Consejos jardín

Deducir impuestos a los jardineros: ¿es eso posible?


¿Es demasiado costoso para usted tener su propio jardinero que da forma al seto y al césped? Si lo aborda correctamente, puede deducir estos costos del impuesto.

¿Pagar a los jardineros y recuperar el dinero del Tesoro?

Aquellos que pueden relajarse en su propia casa después del trabajo y los fines de semana han cumplido un sueño. Después de todo, la casa con un jardín, preferiblemente en el verde, todavía está en la parte superior de la lista de deseos para muchas familias. Y así ahorrará durante años, pida un préstamo para construir dinero e invierta mucho tiempo en diseñar sus propias cuatro paredes.

Si el propietario ha podido comprar un terreno más grande para la casa, crear un jardín con mucha vegetación, flores y árboles con sombra es un paso obvio. Antes de que realmente pueda sentirse cómodo en su propio parque, pasa mucho tiempo. Y al menos se debe invertir tanto esfuerzo en mantener el espacio verde personal. El trabajo en el jardín comienza con los primeros rayos de sol en primavera.

Colocando nuevos bulbos, eliminando el verde marchito del año pasado, podando los árboles y el primer corte de césped: la jardinería lleva mucho tiempo. Si tiene que ocuparse de la educación de los niños además de su trabajo, se enfrentará rápidamente a un verdadero obstáculo. Teóricamente, el dueño del jardín podría entregar el trabajo a una empresa de mantenimiento de jardines: un jardinero. Pero: muchos hogares evitan estos costos. En derecho tributario, existe la posibilidad de involucrar a las autoridades fiscales en el mantenimiento de jardines. ¿Cómo se ven las regulaciones en detalle? ¿Y qué requisitos tiene que cumplir el jardín?

Requisitos previos para la validez fiscal

Básicamente, el jardinero cae en el área de servicios artesanales. De acuerdo con la Sección 35a (3) de la Ley del Impuesto sobre la Renta (Ley del Impuesto sobre la Renta), estos pueden ser reclamados en la declaración del impuesto sobre la renta para reducir el impuesto. Sin embargo, no en cantidades ilimitadas, y solo si se cumplen ciertas condiciones.

Por ejemplo, la ley regula la Ley del Impuesto sobre la Renta que el gasto no:

  • Edición comercial aún
  • Los gastos de publicidad

puede ser. Esto significa que el enfoque de un jardinero como servicio de artesanía en la declaración de impuestos para bienes inmuebles alquilados ya no es aplicable; la deducción solo es posible en el contexto del auto uso. Especialmente los trabajadores independientes y los trabajadores independientes que han establecido una oficina en su propia casa tienen que aportar un gran sentido de la proporción aquí. En el caso de bienes inmuebles alquilados, el jardinero puede, bajo ciertas circunstancias, ser cargado a los costos de publicidad.

Además, el principio aplica que solo:

  • renovación
  • Conservación y
  • modernización

tener un efecto reductor de impuestos. Cualquiera que haga que el jardinero vuelva a crear el jardín debe asumir los costos. Pero el hecho es que la frontera funciona sin problemas. Por ejemplo, la construcción de un muro de contención en el jardín existente puede cumplir con las circunstancias establecidas, lo que haría que los costos sean deducibles.

Back Carbón - solo con factura

Un aspecto importante se refiere a la facturación o al pago. Según Steuererklaerung-2014.org, los contribuyentes deben ser conscientes de que las oficinas de impuestos solo reconocen las facturas debidamente elaboradas, si se han pagado mediante transferencia bancaria. Cualquiera que contrate a un jardinero debe señalar esto con anticipación.

Dado que solo se pueden tener en cuenta los costos laborales y salariales o el uso de máquinas, pero los costos de los materiales no tienen influencia en la deducción de impuestos, la factura debe diseñarse en consecuencia.

Deducción de los costos del jardinero: ¿cuánto se permite?

Los costos del jardinero pueden no ser deducibles de impuestos en ninguna cantidad

El hecho de que la factura del guardián del paisaje pueda deducirse de los impuestos es ciertamente una noticia positiva. Lamentablemente, el legislador no permite la deducción fiscal ilimitada en las condiciones marco de la EStG. Más bien, existen regulaciones estrictas con respecto a los límites máximos para los servicios de artesanos de acuerdo con la Sección 35a de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

Desafortunadamente, cualquiera que presente a su oficina de impuestos una declaración anual de 10,000 euros es desafortunado. Solo las sumas hasta un máximo de 6,000 euros se reconocen como base de evaluación. De estos, el 20 por ciento reduce los impuestos, es decir, 1.200 euros. Pero: según finanztip.de, el servicio de artesano se puede combinar con la deducción de otros gastos relacionados con el hogar.

Por ejemplo, la Sección 35a de la Ley del Impuesto sobre la Renta establece en el párrafo 1 la deducción de los costos que resultan del empleo relacionado con el hogar. La condición es que está diseñado como empleo marginal. Una deducción máxima del 20 por ciento del esfuerzo, hasta un máximo de 510 euros, sería concebible aquí. Esto significa que los costos de hasta € 2.550 también se pueden incluir en la declaración de impuestos.

¿Qué más hay que tener en cuenta?

Si desea deducir el trabajo del jardinero del impuesto, debe asegurarse de que se emitan las facturas correctas y que no se paguen simplemente en efectivo.

¿Hay otros obstáculos y obstáculos que conducen a sorpresas desagradables? Las preguntas y los retrasos en el procesamiento de la declaración de impuestos a menudo surgen de errores al completar los formularios.

➤ Pequeño truco de control

De ninguna manera es un error confiar en el soporte del software apropiado. Sin embargo, si los formularios se completan a mano, se deben sumar los totales de las facturas individuales y se debe incluir el IVA.

Si el límite máximo de 1.200 euros ya se ha agotado durante un año, los hogares afectados pueden aprovechar un principio de las autoridades fiscales. No es la fecha de la factura lo que es decisivo. El hecho de que la factura del jardinero tenga un impacto en el impuesto sobre la renta el próximo año solo depende del momento del pago. En este contexto, las facturas que se acumulan para el mantenimiento del jardín hacia fines de año pueden posponerse para el año siguiente.

Haga que el jardinero pague en la oficina de impuestos

Un jardín bien cuidado es un oasis en verano al que la gente está muy feliz de retirarse. Sin embargo, a veces toma años para que el verde alrededor de su hogar sea el ideal. E incluso entonces el jardín necesita mantenimiento. Si estas actividades las lleva a cabo una empresa especializada, debe profundizar un poco más en su billetera, pero la legislatura otorga a estos hogares una deducción de los servicios artesanales del impuesto sobre la renta.

Con un 20 por ciento, basado en la base de evaluación de 6,000 euros, la deducción no es necesariamente generosa. Sin embargo, el jardinero puede ayudar a reducir la carga fiscal. Y de esta manera también garantiza una exuberante vegetación alrededor de sus propias cuatro paredes.

Sin embargo, cada propietario que quiera conjurar a este "bromista" de sus mangas debe seguir una línea clara cuando se le pregunta sobre la facturación con o sin factura. Las oficinas de impuestos solo reconocen los servicios de artesanos si están disponibles, y han sido transferidos.